AA y los Jóvenes

 

Al llegar a A.A. todos creímos lo mismo, que éramos demasiado jóvenes para ser alcohólicos. Algunos no llevábamos mucho tiempo bebiendo. Algunos no tomábamos bebidas alcohólicas fuertes. Algunos no nos habíamos caído al suelo, ni habíamos sufrido lapsos de memoria.

 

Nos dijeron, "Siéntate y escucha. Siempre puedes volver a beber si quieres. Pero primero prueba unas reuniones de A.A., porque no estarías aquí si no tuvieras un problema con el alcohol."

 

Pronto nos enteramos de que no importa cuánto bebes, ni dónde bebes, ni qué bebes, ni la edad que tengas, lo que importa es cómo te afecta el alcohol. Tú puedes decidir mejor que nadie si tienes o no tienes un problema. Y esto lo sabes desde tus adentros, ya sea que te sientas culpable, aislado, avergonzado; si el alcohol te causa dificultades en tu vida. (Las preguntas al final de esta página también pueden ayudarte a decidir.)

 

Ir a A.A. nos hacía sentirnos extraños a todos. Pero hemos llegado a ver que A.A. salvó nuestras vidas y nos dio un nuevo comienzo, y lo mejor que nunca nos ha pasado.

 

01. ¿Faltas a la escuela o al trabajo por causa del alcohol?

02. ¿Bebes para perder la timidez o reforzar la confianza en ti mismo?

03. ¿Afecta el beber a tu reputación?

04. ¿Bebes para escaparte de las preocupaciones escolares o familiares?

05. ¿Te molesta si alguien te dice que tal vez bebes demasiado?

06. ¿Tienes que tomar un trago antes de salir para una cita?

07. ¿Has tenido problemas de dinero por comprar licor?

08. ¿Has perdido amigos desde que empezaste a beber?

09. ¿Te juntas con gente a quien le resulta fácil comprar licor?

10. ¿Beben tus amigos menos que tú?

11. ¿Bebes hasta que la botella está vacía?

12. ¿Has perdido alguna vez la memoria por causa del licor?

13. ¿Has acabado alguna vez en el hospital o en la cárcel por manejar borracho?

14. ¿Te fastidian las clases o conferencias acerca del beber?

15. ¿Crees tú que tienes un problema con el alcohol?