AA para la Edad Avanzada

 

Hay personas que comenzaron a beber en diferentes épocas de sus vidas. Bebieron durante períodos de variada duración. Sus orígenes y circunstancias eran diferentes. Un hombre bebió de manera alcohólica sólo durante dos años y medio, mientras que otro bebió por cincuenta años. Varios de ellos bebían para "curar" la soledad que sentían tras la muerte de su cónyuge, otro de ellos para calmar las tensiones derivadas de una carrera profesional de alto nivel. Una mujer, que pasó directamente de la unidad de emergencias cardíacas al centro de desintoxicación, tan sólo había substituido el vodka por el vino blanco.

 

Estas historias ilustran cómo el alcoholismo aparece de muchas formas diferentes y disfrazadas de diversas maneras. El hecho de si Ud. es o no es alcohólico no está determinado por dónde bebe, cuándo empezó a beber, por cuánto tiempo ha estado bebiendo, con quién, qué, o ni siquiera cuánto bebe. La verdadera prueba está en la respuesta a esta pregunta: ¿Qué le ha hecho el alcohol a Ud.? Si ha afectado las relaciones con su familia, amigos, empleadores actuales o pasados; si ha influenciado la forma en que Ud. programa sus días; si ha afectado su salud; si determina o afecta su condición anímica cuando no bebe o su estado mental; si el alcohol es algo que le preocupa mucho, de la manera que sea, es probable que Ud. tenga un problema.

 

El proceso de envejecimiento va acompañado de muchas crisis, y casi todas ellas acarrean algún tipo de pérdida. Los hijos crecen y se van de casa. Ud. se muda a una casa más pequeña. Los amigos son cada vez menos y viven más lejos. Tiene que jubilarse de su trabajo. Su salud física se debilita y sus facultades disminuyen. Su compañero/a de muchos años muere.

 

Algunas veces, estos cambios en las circunstancias hacen que un hábito que ya lleva tiempo empeore. Mientras que antes, un trago antes de la comida era simplemente un pasatiempo agradable, ahora se convierte en el alivio que se espera ansiosamente todo el día, y el único trago se convierte en dos o tres, y luego más.

 

siguiente