AA para la Edad Avanzada, nunca es tan tarde

 

Para otros, el comienzo del alcoholismo puede ocurrir después de una crisis importante, una pérdida devastadora. De repente, la botella pasa a llenar el vacío emocional dejado por la pérdida de un trabajo, o la muerte de un ser querido.

 

Otros a su vez pasan por una larga historia de alcoholismo apenas contenido, y de alguna manera se escapan por un pelo, hasta que el cuerpo, después de años de abuso, no puede resistir más los embates del alcohol.

 

El punto decisivo para estas personas, cuando finalmente decidieron enfrentarse al problema, le dieron la cara y desarrollaron la voluntad de hacer algo al respecto. La decisión de pedir ayuda fue lo más importante, una decisión que nadie podía tomar por ellos. Pero una vez tomada, la mano de Alcohólicos Anónimos estaba allí, lista para ser extendida.

 

Los hombres y mujeres de A.A., de todas las edades, han aceptado su alcoholismo como lo que es, una enfermedad, y al hacerlo, abrieron las puertas a la ayuda, recuperación, y la reconstrucción de sus vidas. La forma en que nos ayudamos unos a otros es compartiendo nuestra experiencia, fortaleza y esperanza, y siguiendo un programa sugerido de recuperación.

 

En vez de sentir que sus vidas se han acabado, los hombres y mujeres que llegaron a A.A. a una edad avanzada, frecuentemente expresan el sentimiento opuesto: que es el momento de empezar a vivir.

 

K.B., quien bebió por más de 50 años y ahora está sobrio desde hace casi ocho, nos dice: "Para mí, la vida empezó dos meses antes de cumplir 70".

 

anterior